«¿HAS PERDIDO EL JUICIO?»

gilabert

 

Los dientes nos salen cuando somos niños, sin embargo las muelas del juicio, son las últimas muelas en salir. Lo hacen alrededor de los 18 años cuando se supone que tenemos más juicio o sabiduría que cuando éramos niños. De ahí viene su nombre.
Las muelas del juicio son 4: dos a cada lado del maxilar superior y dos a cada lado de la mandíbula o maxilar inferior.
Estas muelas pueden salir sanas, y por lo tanto no será necesario sacártelas. Esto ocurre cuando salen completamente, con una buena posición y puedes limpiarlas en tu rutina diaria.
Pero el problema es cuando salen torcidas, o salen a mitad. Cuando salen de esta forma pueden dañar los dientes vecinos, la mandíbula, los nervios y las caries y las placas se hacen más propensas a formarse.
En esta último caso habrá que sacarlas, tu dentista o tu cirujano oral decidirá si es necesario sacar tus muelas del juicio, a veces se sacan lo antes posible por los posibles daños que pueden llegar a provocar.

En el caso de que se decida sacarte las muelas del juicio, la duración de este proceso dependerá de si tus muelas han salido totalmente, o si por ejemplo, están causando problemas a otros molares, etc.
Una vez has pasado el proceso de cirugía, puedes esperar el sangrado, la inflamación de la cara por el lado donde te extrajeron la muela, (puedes utilizar el hielo para bajarlo).
Tu dentista te aconsejará, en la utilización de medicamentos para el dolor, al igual que te indicaran la forma y zonas del cepillado, evitando los dientes cerca de las muelas, la alimentación apropiada, y la no utilización de enjuagues bucales que pueden irritar esa zona.

Extraer las muelas del juicio no es necesario para todo el mundo, y en el caso de que te las tengan que quitar, es diferente de un paciente a otro. Consulta a tu dentista cuando notes las primeras molestias.

Copyright © 2019 Clínica Dental GILABERT. Todos derechos reservados. Diseño: DC DepartamentoCreativo