«MEMORIAS DE LAS DENTADURAS»

Las prótesis dentales no son un invento moderno, sino que se remontan a las civilizaciones mas antiguas. Oficialmente la primera prótesis dental de la historia pertenece a los etruscos, una civilización pre-romana, en el siglo IV a.C. Esta primera prótesis consistía en reponer las piezas ausentes sobre una banda de Oro, con dientes de humanos o animales.

dentadura-etrusca  Dentadura etrusca del siglo IV antes de cristo

 

Las evidencias arqueológicas sugieren que los egipcios comenzaron en el siglo XVI a engarzar los dientes en un alambre de oro. Sin embargo los japoneses reclaman que ellos comenzaron con anterioridad con estas técnicas. Tallaban dientes de madera, un tipo de dentadura que continuaron utilizando hasta el siglo XVIII cuando ya se integraron en occidente.

Ya en el siglo XVI algunas personas, para asegurarse sus dientes, se perforaban la encía con ganchos para asegurar los alambres de las dentaduras. La técnica evolucionó hacia unos resortes ideados para fijar los dientes,  aunque éstos sometían al portador a una presión bastante fuerte en toda su boca.

Durante el siglo XVIII el azúcar fue introducido en occidente y la caída de dientes aumentó un 500% y se requirieron de prótesis mucho más duraderas y resistentes a la descomposición, por lo que se empezaron a usar prótesis de marfil que se sacaban de los colmillos de los elefantes o morsas. George Washington fue la persona más famosa de la época que usaba este tipo de prótesis.

Dentadura de George Washington

washington+(FILEminimizer)

                                                                                                                                       

Alexis Duchâteau elaboró las primeras prótesis de porcelana en 1770, similares a los de hoy en día, cuya duración era muy alta. Sin embargo, se astillaban fácilmente. Finalmente la primera patente británica para dentaduras postizas de porcelana fue concedida a su ayudante, Nicolás Dubois De Chemant, que empezó a comercializar su producto un año más tarde.

A pesar de existir las prótesis de porcelana, los numerosos conflictos que azotaron esta época de la historia hicieron que se popularizaran las prótesis dentales con dientes de fallecidos en batallas, como por ejemplo soldados que habían muerto durante la batalla de Waterloo.

En 1820, al orfebre Claudius Ash construyó una dentadura de mayor calidad hecha de porcelana pero montada en láminas de oro de 18 quilates, con muelles también de oro, este fue el comienzo de las prótesis modernas. La compañía de Claudius Ash se convirtió de este modo en el principal fabricante europeo de dentaduras de vulcanita en 1850.

    Dentadura de Vulcanita

2055721w640

                                                                                                                                                                  

 

A partir de 1904 puede hablarse de la época moderna en prótesis dental: surgen las máquinas de colados, los articuladores creados para imitar los movimientos de los maxilares y se realizan múltiples avances en materiales dentales, hasta llegar a las más modernas técnicas de diseño y elaboración en laboratorio tal como las conocemos en la actualidad.

Copyright © 2019 Clínica Dental GILABERT. Todos derechos reservados. Diseño: DC DepartamentoCreativo