Si se le rompe un diente a su hijo, ¿sabría cómo actuar?

Si se le rompe un diente a su hijo, ¿sabría cómo actuar?

Los traumatismos dentales generalmente, son producidos por caídas o golpes, y pueden llegar a provocar, en casos graves la pérdida de piezas dentales.

Es imprescindible acudir de urgencia cuanto antes a un odontólogo ya que un correcto diagnóstico con un adecuado manejo desde el primer momento, favorecerá la recuperación de las estructuras afectadas.

Cualquier golpe en un diente temporal puede producir una alteración en la forma, color e incluso retrasar o dificultar la erupción de dientes definitivos implicados.

También puede ocasionar lesiones en el nervio del diente temporal, afectando así la aparición de malformaciones, manchas o lesiones secundarias en el diente definitivo.

Consejos fundamentales cuando se fractura un diente:

En dientes temporales:

  • Localizar el diente y valorar si se ha salido por completo o si se ha fracturado.
  • Nunca se debe volver a reimplantar.

En dientes definitivos:

  • Localizar el diente definitivo y cogerlo por la zona de la corona, nunca de la raíz, lavarlo con leche o suero e intente volver a ponerlo en su lugar.
  • Si no logra reimplantar el diente, introdúzcalo en un recipiente con suero o leche. En caso de no tener a mano un recipiente, puede depositarlo en la boca del niño y que lo lleve así hasta la consulta del odontólogo. En ningún caso se debe transportar el diente en un recipiente seco o envuelto en algún tipo de paño. Acto seguido, acuda urgentemente al odontólogo para poder reimplantar la pieza dental en un tiempo máximo de 2 horas.

A continuación el especialista realizará un tratamiento de urgencia oportuno y planificará el tratamiento y los cuidados necesarios para la conservación de los dientes implicados.

¿Qué hacer si se ha mordido el labial o la lengua?

En caso de que el golpe que ha fracturado el diente también le haya ocasionado al niño un corte labial o en la lengua, conviene hacer presión con una gasa sobre la herida hasta que deje de sangrar, y aplicar frío indirecto en la zona afectada.

Como consejo de prevención para niños de entre 7 y 11 años susceptibles de padecer traumatismos dentales porque practican deportes de contacto, es conveniente que acudan a su dentista para realizar un protector bucal.

Publicaciones

966 73 01 22